16 de julio de 2011

Sección veraniega: Rogelio en Baires (I)

Hoy sábado, en Buenos Aires, se recomienda...

TEATRO, MISTERIOS DE UN OFICIO POÉTICO
Periplo Cía Teatral presenta esta reflexión polifónica sobre la práctica teatral. Visiones, inspiraciones, vacilaciones y claves sobre el oficio del actor y el director  escritas a cuatro voces. Una síntesis del camino recorrido por la compañía durante sus más de 15 años de vida.

Presentación: Sábado 16 de Julio, 21.30 hs.
El Astrolabio Teatro: Terrero 1456, Paternal.

Autores: Diego Cazabat, Andrea Ojeda, Hugo De Bernardi, Julieta Fassone.
Coordinación: Cecilia Hopkins
Participan en la presentación: Ricardo Santillán Güemes y Alfredo Megna.
Entrada Gratuita

Conformada en 1995, Periplo es una Compañía estable, integrada en forma permanente por Andrea Ojeda, Hugo De Bernardi, Julieta Fassone y Diego Cazabat, quien la dirige artísticamente. Se completa con artistas invitados y colaboradores en diferentes áreas (música, dramaturgia, registro en video y el asesoramiento en el área de la plástica y el diseño espacial) que trabajan junto al grupo en diferentes proyectos.
Para sus integrantes el grupo funciona como un marco de trabajo que permite y propone el desarrollo técnico y artístico en el área de la disciplina teatral.
La producción de Periplo se manifiesta en tres ejes fundamentales: la creación de espectáculos propios, su actividad pedagógica a nivel nacional e internacional y la elaboración de distintos materiales teóricos y de registro que tienden a sintetizar puntos del trabajo, nuevos interrogantes y conclusiones a las que la Compañía va arribando.

Periplo: Julieta, Andrea, Diego y Hugo

Periplo viaja regularmente por Europa. En Zaragoza actuaron el 2002, en La Almozara, donde hicieron una función memorable compartida con Alberto Pérez. Después irían a la Feria de Teatro de Huesca.
La sala de Periplo es Astrolabio; antes estaba en Gaona, junto al Cid. Ahora Astrolabio está en Paternal, es casa de una sola planta, con nave, muy coqueta.



En este libro, Luis Felipe ha sido uno de los invitados a escribir unas líneas. Allí aparecen sus reflexiones más obsesivas, como bien verá Rogelio cuando las lea:

INCERTIDUMBRES  Y RECUENTO
Luis Felipe Alegre

I Las clásicas bellas artes están sufriendo un revolcón producido por el cambio de criterios estéticos, la alteración de las funciones que tradicionalmente cumplían, y los vaivenes de audiencia.
Boris Groys, autor de Sobre lo nuevo: ensayo de una economía cultural, sostiene que el arte solo puede existir si es “visto” y señala la contradicción del artista que trabaja en la onda del patrocinador y no en la del público “consumidor”. Es decir, una obra se hace al gusto de quien la financia, aunque luego nadie la vea. No es de extrañar, pues, que algunas funciones del creador  pasen a manos del gestor: “El director de un museo también es un autor”, advierte Glen Lowry, director del MoMa de Nueva York.
Agustín Fernández Mallo, autor de Postpoesía: hacia un nuevo paradigma y gurú del “post- post”  literario, sentencia el final de cualquier arte “puro” y de accesorios como la declamación y aun  la imprenta.
Ya hace 50 años que McLuhan advertía que la era tecnológica iba a acelerar procesos, despreciando lo anterior y recuperando cosas del pasado que habían sido abandonadas.
La tecnología está creando más artistas que las escuelas de arte.  La frontera entre el artista aficionado y el creador que basa su trabajo en un discurso, que pretende dar una respuesta ética y estética, es muy difusa.
Sin respaldo mediático, o, mejor dicho, sin que el artista sea previamente conocido antes de hacer la obra, el “éxito” de su intento es más que dudoso. Obviamente, queda gente para todos los gustos y aún hay quien asiste a un concierto o a una exposición si saber quién es el artista. Entre medio, la mayoría puede quedar extasiada ante el accionar del artista (ignorado en su quehacer habitual) siempre y cuando se lo presenten con otra envoltura o en otro contexto.
No importa que se subviertan las funciones de los lenguajes artísticos ni que el artista desprecie o desconozca los rudimentos de su arte. Hay artistas de fin de semana que lo hacen mejor que los de a diario. Claro que ese “hacerlo mejor”  es para quien valore el encuadre, el trazo, la dicción, el gesto, la composición… aspectos “técnicos” que hoy no cotizan por sí solos.
Una parte de nuestro trabajo consiste en reflexionar, a ver si se encuentra un atisbo, pero, aunque se vislumbre algo, se tarda mucho en concretarlo. Sobre todo si se quiere trascender -diapasón alto, pensamiento profundo- y compartirlo con muchos.
II
Estas reflexiones inconexas, están contaminadas por la situación que atraviesa el sector creativo, de/pendiente del presupuesto público, en la España de 2011.  Estamos náufragos en medio de un océano, pero desde su yate nos grita un capitán: “la crisis es el momento de las oportunidades”.  Ante mensajes tales no es fácil razonar . El Poder oye mejor al de arriba que al de abajo, por eso es conveniente oír bien lo que dice un Glen Lowry porque en poco tiempo cualquier patronato museístico de provincia adoptará “las soluciones” de Nueva York.
¿Hay que ser pragmáticos?
Antonio Machado, en su Juan de Mairena, hablaba del pragmatismo:
“Nosotros militamos contra una sola religión, que juzgamos irreligiosa: la mansa y perversa que tiene encanallado a todo el Occidente. Llamémosle pragmatismo, para darle en nombre elegido por los anglosajones del Nuevo Continente, que todavía ponen el mingo en el mundo, para bautizar una ingeniosa filosofía o, si os place, una ingeniosa carencia de filosofía.
(…) Estamos abocados a una catástrofe moral de proporciones gigantescas, en la cual solo quedan en pie las virtudes cínicas. Los políticos tendrán que aferrarse a ellas y gobernar con ellas. Nuestra misión es adelantarnos por la inteligencia a devolver su dignidad de hombre al animal humano.”

III
El trabajo de Periplo ha sido un referente para El Silbo Vulnerado en los últimos doce años. También un aliciente.
De la mano de Ariel Prat, entramos en el Astrolabio de Gaona, donde Periplo ya compartía la sabiduría y el consejo de Héctor Grillo. Allí pude enseñar rudimentos de recitación poética y reflexionar sobre ellos. En una de las salas, Raquel Arellano expuso sus fotografías con rostros de la Farándula, entre ellas las de muchos amigos de Periplo: Héctor, Ariel, Teuco Castilla, Ana Padovani… En el viejo Astrolabio, El Silbo compartió escenario con los romances de ciego de Javier Tárraga y con la música de Ariel y Pablo Sánchez Allí, Jorge Dubatti diseccionó mi Bululú ante los futuros narradores que se formaban en la Escuela de  Ana Mª Bovo.. Y, ahora, en su nuevo enclave, mis compañeros Goyo Maestro, Carmen Orte y Aloma Rodríguez pueden dar fe de que en Buenos Aires existe una práctica del Teatro con mayúsculas.
(En Teatro, misterios de un oficio poético)

Hoy: Juan Tata Cedrón en Espacio Ecléctico
Hoy, y todos los sábados de julio, El Tata Cedrón y Miguel López en el Espacio Ecléctico C/ Humberto Primo 730, en San Telmo.
Este sábado (debe de haber fútbol) la sesión empieza a las 22.30 Los demás sábados de julio, a las 21 horas.
Reservas al : 4307-1966

Juan Tata Cedrón ha puesto música a la poesía de, entre otros muchos, Raúl González Tuñón. Sus discos con el Cuarteto Cedrón pueden encontrarse, por ejemplo, en Zivals (Callao 395).



También, el  lunes 18, a las 21:00 Juan Tata Cedrón estará con Roger Helou y otros músicos invitados haciendo ‘Improvisación sobre canciones argentinas’ en NoAvestruz (Humboldt 1857 | Palermo NoHollywood | 4777 6956).

Helou y Cedrón