4 de junio de 2017

Eduardo Silva. 'Final de partida'. Concepción del Uruguay

Hace unos meses veíamos unas fotografías de Final de partida, una de las obras maestras de Samuel Beckett. Era una puesta en escena de Carina Resnisky que se estrenaba en Concepción del Uruguay. Nos llamó la atención la escenografía, que resultó ser de otro artista entrerriano, el arquitecto Eduardo Silva.

Por las fotografías se apreciaban soluciones conceptuales muy interesantes (en la aparición de los padres de Hamm, por ejemplo) y en otros retos espaciales que conlleva la obra. 



Boceto inicial de Eduardo Silva para Final de partida. 2016

Concepción del Uruguay está en la provincia argentina de Entre Ríos. De Uruguay la separa el río Uruguay. Otro río mítico, el Paraná, es frontera de Entre Ríos con las provincias de Buenos Aires y Santa Fe. La provincia se divide en departamentos, el de Uruguay -unos 100.000 habitantes- tiene como cabecera Concepción del Uruguay. La ciudad linda con el río. 
Cuando vas de Buenos Aires a Uruguay por tierra, cruzas la frontera por uno de los tres puentes de Entre Ríos.




Concepción del Uruguay con el río al fondo. Foto: Guillermo Prat

En su reciente temporada en España, Carina nos dibujó el ambiente creativo entrerriano. Así supimos del trabajo que realizan artistas plásticos y escénicos en Concepción del Uruguay y otras ciudades de la provincia, cuyos nombres aprendimos: Gualeguaychú, por ejemplo, o Gualeguay, que toman el nombre de ese gran río que nace en el norte de la provincia y muere en el Paraná: el Gualeguay, que divide Entre Ríos y suena a voz guaraní.

Especialmente orgullosa se mostraba del equipo con que sacó adelante este Final de partida, y de la colaboración entusiasta de Silva. 

Final de partida. Escenografía de Eduardo Silva. Foto: Guillermo Prat. 2016

Habló de su ciudad, de su tamaño medio, de inundaciones frecuentes. De pájaros cantores y flores deslumbrantes.  De personajes a los que admirar. Ciudad para la siembra, pueblo para el cultivo.


Eduardo Silva. Foto: Guille Prat. Tomada de El Miércoles Digital
Hace dos años, el fotógrafo Guillermo Prat, fotografió el estudio de Silva para su exposición:








Más recientemente, Eduardo, al que los amigos llamaban Cuqui, compartía exposición y se reunía con jóvenes artistas.

En este abril otoñal argentino murió Eduardo Silva y desde aquí enviamos nuestro abrazo a sus amigos. Solo con mirar las fotografías se tiene la sensación de que era un hombre bueno, que era feliz compartiendo su saber.

Guillermo Prat apuntaba en su fcbk: 

Allá vas. Hacia Paris de 1980. Hacia Corrientes y Callao a encontrarte con la bohemia de los 70´s. Vas a Ciudad Universitaria. Vas a Cambacúa, vas con tus perros, con tus obras. Vas como guerrero por ese camino que supiste compartir con nosotros los mortales. Vas apasionado con el lenguaje del arte bajo tu lengua. Vas con tus discos y tus libros que pudimos disfrutar una y otra vez. Vas hacia el sol, hacia la libertad...


Silva, Prat, Javier Solari, Diego Páramo

Resnisky dibujó el sentimiento de sus muchos amigos:

¡Hasta siempre, Cuqui Silva!
Gracias por materializar los sueños.
Toda tu obra seguirá inspirándonos...
(pero cuánto te extrañaremos)

"Que aunque la vida perdió,
dejónos harto consuelo
su memoria"
(Jorge Manrique)


No hay comentarios: